Simón Hempe y el regreso del joven príncipe al teatro

Pasaron meses desde la última vez que el teatro abrió sus puertas al público. Las sensaciones y las imágenes que se pueden ver al llegar a la mítica Calle Corrientes son completamente distintas a las que estábamos acostumbrados, pese a que de a poco intenta asemejarse lo más posible a nuestra vieja cotidianeidad.

“Ver a la gente ahí separada en las butacas con el barbijo puesto y que venga a apoyar en un momento tan duro, la verdad que fue muy emocionante”, confiesa Simón Hempe al hablar de su percepción del sábado pasado después de su primera función en “El regreso del joven príncipe”.

Anteriormente, la obra inspirada en la novela de Alejandro Roemmers había presentado su versión por streaming, como lo hicieron cientos de artistas en un acto por sobrevivir no solo económicamente, sino también en la búsqueda de una revinculación con los amantes del teatro que añoraban volver a disfrutar de su pasión después de tanto tiempo.

“La versión online era algo más televisivo en cierta forma. Era un poco más parado, por la cámara básicamente. Ahora tiene algo más de despliegue, más coreográfico, y las canciones se explayan un poco más a lo largo del escenario”, argumenta el actor.

Al principio, tras el primer contacto con la productora, había sido convocado para ser el aviador, papel que encarnó en la versión digital de la obra. Pero debido a contratiempos laborales de “El Purre”, recibió la propuesta de ser, junto a Patricio Arellano, protagonista del musical.

“Fue un desafío enorme porque era aprenderme un personaje de cero, que en una hora y diez no se baja del escenario. Tiene un montón de textos y canciones. Además, hay un vínculo muy grande a formar con `Pato´ que es un compañero tremendo y un gran profesional”, relata Simón.

La obra narra la historia de dos viajeros desconocidos, aparentemente dispares, que se pasan gran parte del viaje hablando y desnudando con sencillez los grandes interrogantes de la existencia, en un auténtico recorrido espiritual que va de la inocencia a la madurez, en donde ser niño o adulto quizás sean solo estados de la mente.

“Mi personaje es un poco quien va atando esos hilos, esos mensajes que va teniendo la obra. La trama se basa mucho en la charla entre Alejandro (Patricio Arellano) y el joven príncipe. Es interesante porque el personaje va presentando muchas preguntas y dudas, es como un niño que llega a la tierra y empieza a conocer todo de cero”, dice Simón y agrega: “también es muy lindo cómo el otro personaje (en relación a Alejandro) va recibiendo esas preguntas y, mientras va contestando, va teniendo sus propias caídas de fichas”.

La obra, que disfrutan grandes y chicos, no tiene fecha de despedida. Sin embargo, tanto actores como productores apuestan a quedarse en el Lola Membrives lo máximo posible para saciar tantos meses de abstinencia. Una decisión que dependerá de la responsabilidad de todos nosotros en este reinventarse que nos propone la nueva normalidad.

PRÓXIMA FUNCIÓN: Sábados 19h – Domingos 18.30h

ENTRADAS: TUENTRADA.COM

ELENCO: Patricio Arellano, Simón Hempe, Lula Rosenthal, Tomás Benitez, Bautista Lena, Iñaki Aldao y Facundo Posincovich

Autor

Matías Sánchez

Periodista. Co-fundador de Simbiosis Cultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *