Saltar al contenido

Retomar a Fogwill

Rodolfo Enrique Fogwill fue un sociólogo y escritor argentino especializado en el mundo de la publicidad y del marketing. Considerado el último maldito de la literatura argentina, escribió poemas, cuentos y novelas. En 1979 creó la editorial Tierra Baldía donde empezaron a publicar Leónidas Lamborghini, Osvaldo Lamborghini, Néstor Perlongher, Oscar Steimberg y el propio Fogwill. Fue innovador porque en la editorial combinó la publicidad y el marketing para publicar poesía contemporánea argentina.

Tierra Baldía tuvo como eje principal la contra-disciplinar, es decir, que hace de la literatura un campo de experimentación, donde teoría y ficción, crítica y sociología, poesía y agitación cultural se van mezclando productivamente para terminar desbordando el canon literario argentino. Es claro que Fogwill crea la posibilidad de insertar su propia obra literaria, y sobre todo sostener un lenguaje opuesto al contexto dominante. 

En concordancia con las experimentaciones del arte contemporáneo y las teorías que intentan pensar el carácter postautónomo, esto quiere decir que el arte moderno agotó todos sus recursos para sustentarse y trata de reinventarse en otros medios. De cierta manera con la literatura del presente, el estreno del poema-publicidad (Poetas malos) se lo puede considerar como el último acto del cinismo fogwilliano antes de su fallecimiento en el 2010. Pensar la literatura como mercancía o la mercancía como literatura; se estaría poniendo en juego la destrucción de una obra de arte, como también la apertura a un nuevo campo de producción de la cultura. 

Ahora bien, me gustaría recomendar una lectura de verano: Los pichiciegos – Rodolfo Fogwill

Leer Los pichiciegos de Rodolfo Fogwill libro completo online gratis.

Es una novela de ficción publicada en 1983 con la vuelta a la democracia,escrita entre mayo y junio de 1982 ambientada en la guerra de las Malvinas, en ese contexto de haber sido tan reciente la publicación con la finalización de la guerra, la novela no tuvo el éxito esperado. En la primera edición el autor hizo imprimir una advertencia de que se trataba de un experimento de ficción, compuesto antes de los primeros testimonios de los combatientes y que no era una novela contra la guerra, sino contra las modalidades dominantes de concebir la guerra y la literatura.

Los pichiciegos son un grupo de chicos desertores que los dieron por muertos, se fueron agrupando y organizando construyendo una cueva donde se iban resguardando, se protegían del frío, de las explosiones, empezaban a tener provisiones como comida, alcohol ,cigarrillos entre otras cosas que las obtenían de intercambio entre los dos bandos los ingleses y argentinos. Se destaca la heterogeneidad del grupo, cada pichiciego era de un lugar distinto,contando sus vivencias, anhelos y en cada diálogo se encuentra un poco de humor que se hacían entre ellos.

El lenguaje es muy coloquial, natural y  directo, cada uno de los personajes está muy bien construido. Es una novela que está alejada del nacionalismo y del espíritu guerrero típico de novelas bélicas.  Los elementos que juega en esta novela desde el principio hasta final es la nieve y  la oscuridad, en un análisis simbólico el autor ve estos dos elementos como opresión, molestia y miedo al olvido.

Autor

Sofía Bezzo

Socióloga. - Que tu cuerpo sea siempre un amado espacio de revelaciones. -

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *