Quién es el lobo y quién el cordero

Hard Candy es una película del año 2005, protagonizada por Elliot Page (Juno, Umbrella Academy, X-Men) y Patrick Wilson (Watchmen, Insiduos, El Conjuro) y dirigida por David Slade (30 Days of night, Black Mirror: Bandersnatch). La película tuvo un presupuesto por debajo del millón de dólares, con el propósito de que los productores no censuraran diálogos ni escenas, hecho que no le impidió una producción increíble y una recaudación aún más impresionante.

Tenemos en escena a Hayley y a Jeff. La primera es, inicialmente, una inocente niña de catorce años y Jeff, un amigable fotógrafo. Chatean y acuerdan conocerse. Finalmente, Hayley y Jeff van a la casa del segundo para que este le muestre su discografía.

Allí comienza la verdadera trama. La raíz de la cuestión. La purga.

Hard Candy (2005, David Slade) - Claustrofóbico ejercicio de estilo | Por  Matías Cobo

¿Quién es el lobo y quién el cordero?

Donna Mauer, una muchacha local, se encuentra desaparecida y, a través de Hayley, conoceremos o supondremos su paradero. Y la realidad es que nuestra protagonista tiene un plan; un plan macabro que nos pone en jaque todo el tiempo.

¿Cómo no simpatizar con el pobre fotógrafo al que han engañado? Es que, sin preámbulos, Hayley lo droga y lo ata. Y pobre, pobre, pobre muchacho. Tiene una casa normal, una buena vida, una novia a la que quiere.

Luego está Hayley, de quien sabemos poco y nada, que lo acusa de ser un pedófilo y un abusador, y quien llevará esta acusación de forma transgresora a lo largo de toda la película.

5 Psychological movies for those who love the human mind | CINESISTER

El debate será: ¿quién tiene razón? ¿Quién deseamos que la tenga? Lo que me lleva a casos como: Darthés-Thelma Fardín; Maradona-Claudia Villafañe (y otras). No quiero dar sus nombres completos, sepan disculparme, ellos no se lo merecen.

Con Darthés, primero denunciado por Calu Rivero -que acabó exiliada en Estados Unidos-, vivimos lo mismo que transita esta película. Un hombre de clase alta, actor, para algunas atractivo, querido por todos, un “tipazo”. Nadie pudo creer lo que dijeron que él hizo. Pero entra en escena Thelma Fardín, sacude los cimientos y la pregunta ahora es: ¿y si lo hizo? ¿Por qué a Calu no le creimos?

Lo mismo ocurre con Maradona: un pibe que nació en la villa, de un origen humilde, devenido en Dios por designio humano, acusado varias veces de violencia de género, en disputas constantes con su ex-mujer. ¿Y si no hizo nada malo? ¿Y si solo es un pobre tipo que no pudo hacer uso de las herramientas que tenía a mano?

No lo sabemos. Moriremos con la duda. Quizás; quizás no.

Entra, entonces, en toda la película y en la vida misma, el juego de la re-victimización. La víctima habla, sufre, no le creemos. Se expone, no le creemos. Denuncia, no le creemos. Entonces, aparece otra víctima; a esta sí le creemos porque nos corrobora la versión original. ¿Y si no hubo segunda víctima? ¿Y si esta no desea hablar? ¿Cuántas pruebas necesitamos aparte de la justicia?

¿Por qué no denuncian? Si se hacen esa pregunta, vean la película. Va a producirles miedo, horror, culpa, tristeza, vergüenza, bronca y todo lo posible en apenas 104 minutos.

Hard Candy: a 2017 retrospective. I'll be the first to admit it; I'm a… |  by Justin Bunka | Medium

Este Jeff, tan humano, tan amable, con una vida tan plena, ¿puede ser culpable de la atrocidad de la que se lo acusa? ¿Está Hayley equivocada? ¿Cómo una niña de catorce años puede estar tan segura de semejante acusación? ¿A quién le creeremos?

Se trata de esto, de un verdad consecuencia que juega, finalmente, con nuestras vidas en sentido literal. Les invito a que nos preguntemos lo mismo antes de que otra Calu Rivero deba exiliarse por culpa de nuestras opiniones.

Hard Candy plantea esto. El juego entre Caperucita Roja y el Lobo feroz, con la incógnita de no saber quién es quién, pero sí el motivo. Ese aparece desde un inicio -no es un spoiler, así que tranquilos. Anímense a enfrentarse a sus monstruos internos; la película va a hacerles preguntarse por qué. Y va a valer cada minuto.

Mirá el tráiler:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *