Now -and always- will be the time

La cámara enfoca rostros vociferantes y calzados aglomerados. También insignias hechas bandera y proclamas colgadas en los torsos que desafían la temporalidad y siguen exigiendo justicia. Honor King: End Racism aparece en blanco y negro, junto al Monumento a Lincoln situado en Washington, allá por 1963. No justice, no peace se lee frente a la Casa Blanca, en pleno 2020. Black lives matter, un grito que trasciende décadas, congregaciones y mandatarios, ilustrando la historia de un país que parece sometido a la perpetuación del abuso de poder blanco sobre la ciudadanía negra.

Se marcha en protesta por las condiciones laborales, por la muerte de George Floyd en manos de un policía blanco, contra la opresión y la discriminación racial, en favor de la emancipación de una nación segregada. Hace un siglo, decía Martin Luther King, ya se cometían injusticias en nombre de la desigualdad racial. Cien años después, al momento de su discurso, las personas de color aún no eran libres. Now is the time, proclamaba, siendo el líder de la esperanza de que sus derechos como ciudadanos no dejaran de estar garantizados y contemplados en las que parecían falsas promesas de democracia. Mil novecientos sesenta y tres no era un fin para ellos, sino un inicio. El comienzo de la negación a creer que el banco de la justicia estaba en bancarrota. Una ideología colectiva y representativa de la lucha, que sigue vigente hasta el día de hoy.

CIEN AÑOS DESPUÉS LAS PERSONAS NEGRAS SIGUEN LANGUIDESIÉNDOSE EN LOS RINCONES DE LA SOCIEDAD AMERICANA Y SE SIENTEN COMO EXILIADAS DE SU PROPIA TIERRA. Por eso se grita, por eso se aclama, por eso se convoca, por eso se lucha. Y no hay amenaza lacrimógena que sirva para ponerle freno.

#BlackOutTuesday #BlackLivesMatter #StopRacism

“I have a dream”, de Martin Luther King, en el siguiente enlace:

Autor

Vanina Gerez

Estudiante del Profesorado en Letras. Escritora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *