La vida misma es un “Moving On”

Con entradas agotadas, creada al otro lado del mundo, el primer largometraje de la directora surcoreana Yoon Dan-bi brilla en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Esta película de la Competencia Internacional se destaca por su simpleza y, a la vez, su enorme capacidad de emocionar al espectador, que es capaz de identificarse genuinamente con los personajes. Moving On narra la vida diaria de una familia clase media surcoreana, los Lee. Recientemente divorciado y con problemas económicos a los cuales hacer frente, Byeonggi se muda a la casa de su anciano padre, Yeongmuk, junto con sus dos hijos: Okju, una joven adolescente, y Dongju, un alegre estudiante de primaria. Al mismo tiempo, la segunda hija del dueño de casa y hermana menor de Byeonggi, Mijeong, también decide vivir con ellos debido a los conflictos con su esposo.

Moving On - Archive - Zurich Film Festival

De esta manera, los personajes comienzan a convivir y pasar sus días juntos, mientras los niños están en vacaciones de verano y todos se ocupan de cuidar al abuelo, que sufre de problemas de salud. El tiempo compartido reforzará los vínculos entre los integrantes de la familia y nos permitirá ser testigos de los agradables momentos de felicidad compartida, pero también de las discusiones y desentendidos entre ellos, como sucede en todas las familias.

A pesar de las peleas, la reconciliación siempre llega y los lazos de amor entre familiares se hacen tangibles con una sensibilidad especial. El filme no se queda en lo superficial y realiza un gran trabajo en la introspección de sus personajes, a quienes llegamos a conocer de forma natural.

Moving On genera un lazo singular con el espectador, que desde la realidad misma y la experiencia puede verse reflejado en la trama de la historia.

Mirá el trailer:

 

Autor

Julia Sartora

Estudiante de Licenciatura en Comunicación Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *