El FBI reabre un caso luego de 16 años gracias a la serie de Netflix: “Misterios sin resolver”

Durante los últimos días, la miniserie documental de Netflix “Misterios sin resolver” fue noticia, pero no precisamente por su re-lanzamiento en la plataforma, sino porque gracias a una de sus investigaciones se volvió a abrir un caso policial, luego de permanecer cerrado durante 16 años.  

La investigación que se reactivó está vinculada con el episodio cuatro, “No Ride Home”. Allí se narra el asesinato de Alonzo Brooks, un joven afroamericano de 23 años que desapareció en Kansas luego de asistir a una fiesta. Si bien en su momento las autoridades iniciaron los rastrillajes y las investigaciones correspondientes, estas parecieron ser insuficientes ya que no solo no se encontró ningún sospechoso si no que, además, el cuerpo fue hallado por la familia, un mes más tarde, cerca de la zona donde se lo vio por última vez.

Alonzo Brooks' Case From 'Unsolved Mysteries' Has Been Reopened By ...

La forma en la que se desarrolló esta investigación fue cuestionada desde un principio por la familia y por los amigos de la víctima, ya que consideraban que las autoridades no estaban trabajando de manera acorde al caso. Lo que más repercusión tuvo fue que en ningún momento se interrogó a las personas que asistieron a la fiesta donde Brooks estuvo pocas horas antes de ser asesinado. Sin tener sospechosos y sin saber que fue lo que ocurrió esa noche, el caso fue cerrado.

Luego del estreno de la serie, este capítulo provocó mucha indignación entre los usuarios ya que consideraban que el crimen de Alonzo Brooks estaba vinculado a un delito de odio racial. Por este motivo, el FBI decidió reabrir el caso ofreciendo una recompensa de 100 mil dólares a las personas que pudieran aportar datos acerca de lo ocurrido aquella noche. Este caso no sería el primero en reabrirse, ya que se estima que, en ediciones anteriores, varios acontecimientos pudieron resolverse gracias al aporte de datos de los televidentes.

“Misterios sin resolver” es una serie de suspenso donde se muestran investigaciones reales vinculadas a asesinatos escalofriantes y encuentros paranormales, con testimonios, fotos, videos y materiales exclusivos correspondientes a cada una de ellas. La serie originalmente fue lanzada en 1987, pero este año Netflix decidió relanzarla con casos más actuales.

Esta edición streaming cuenta con seis capítulos, cuya duración es de aproximadamente 40 minutos, en los que no solo podemos indagar en investigaciones, tan novedosas como interesantes, sino también adentrarnos en un universo policial plagado de incertidumbres y misterios a resolver que atrapan al espectador desde el primer minuto en el afán de llegar a la resolución del caso.

Mirá el tráiler de la miniserie:

Autor

Guadalupe Penas

Periodista y estudiante de Licenciatura en Ciencias de la Comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *