`El curandero del amor´, de Washington Cucurto

Título: El curandero del amor

Autor: Washington Cucurto

Editorial: Emecé Cruz del Sur

Páginas: 180

Género: Novela realista

 

Corría el año 2003 y, según cuenta la leyenda creada por sus propios protagonistas, dos amigos pasaban sus tardes confeccionando libritos de colores llenos de poesía. Una mujer que había conquistado el corazón de uno de esos amigos dio nombre al pequeño emprendimiento: Ediciones Eloísa. Posiblemente, ni esa dama, Eloisa, ni su enamorado, Javier Barilaro, ni su amigo, Washington Cucurto, imaginaron que, con el paso del tiempo, la pequeña empresa se transformaría en Eloísa Cartonera, una cooperativa del barrio de La Boca que ya cuenta con más de 200 libros con tapa de cartón, provisto por los propios cartoneros que trabajan en la zona, y pintados a mano por los trabajadores que conforman el sello editorial. Con el objetivo de difundir literatura latinoamericana contemporánea, sus títulos editados reúnen los más variados géneros y autores: Ricardo Piglia, César Aira, Fabián Casas, Rodolfo Fogwill e incluso el propio Washington Cucurto.

Polémico desde los nombres elegidos para sus libros, Cucurto se autodefine como el escritor joven argentino más leído, más celebrado y más injuriado. Poeta, repositor de supermercado y fundador de Eloísa Cartonera, cuenta con cuatro libros que reúnen su producción poética, con títulos como La máquina de hacer paraguayitos (1999) y Veinte pungas contra un pasajero (2003), y otros tantos libros en el terreno de la narrativa desde 2003, entre los que se encuentran Cosas de negros, Hasta quitarle Panamá a los yankis y El curandero del amor.

Publicado en Buenos Aires, por Emecé, en el año 2003, El curandero del amor es calificado como “un cross a la mandíbula de la cultura bipensante” al contextualizarse en los barrios porteños de Once y Constitución, y referirse a la gran diversidad de personas que allí viven. Una novela en la que “el inventor del realismo atolondrando” se refiere al amor, el sexo, la infidelidad, los excesos, la política, la diferencia de clases y, sobre todo, a las prácticas de aborto clandestino en la Argentina, hecho que, en nuestro contexto actual, nos convoca especialmente a la lectura del texto de Cucurto.

En El curandero del amor, la cumbia y el cuarteto se hacen presente de principio a fin. Su lectura parece cómica, alegre, distendida, hasta que Gilda y Rodrigo dejan de sonar y las páginas se tiñen de tristeza. Cucurto entra en la ficción y, transformado en el personaje principal de su novela, convoca a Moria y Néstor Kirchner, se refiere a su propio libro y a Eloísa Cartonera, visita telos y conventillos junto a su gran amor revolucionario, frecuenta boliches tropicales y manifestaciones en las que se habla de Cromañón y del Che Guevara, y también denuncia la dura realidad económica, política y social de Argentina a principios del dos mil. De esta forma, nosotros, lectores, caminamos a la par suya y participamos de cada una de sus andanzas: el cumpleaños de Carlitos Balá en el Picaflor Bailable, las escapadas con la Ticki cumbiantera a escondidas de su esposa, el aborto clandestino realizado a su novia menor de edad, la historia de vida de su amiga travesti, Lobi, y sus paseos en bici por Buenos Aires en donde Cucu reflexiona sobre literatura, droga e historia en medio de todas las problemáticas que van apareciendo a lo largo de las ciento ochenta páginas de la novela.

El libro de Cucurto no puede dejar de leerse, no solo por el aparente bizarrismo que puede detectarse al ojear por arriba la novela, sino por la cantidad de temas que se hacen presentes desde el comienzo de su lectura. Detrás de la relación entre Cucu y Ticki, Cucurto nos invita a bailar con él la cumbia de su vida plagada de denuncias que involucran la pobreza, la desocupación, el narcotráfico, la pedofilia, las prácticas de aborto clandestino, la sociedad patriarcal, los abusos de poder y la violencia; en resumen, todos componentes de la realidad en la que viven los personajes, pero también de cada rincón del país en el que vivimos los lectores de esta novela revolucionaria en todos sus sentidos.

Autor

Vanina Gerez

Estudiante del Profesorado en Letras. Escritora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *