23 de abril: un libro, todos los libros

El 23 de abril se celebra el Día del Libro en conmemoración a la muerte de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, los tres en el año 1616. Creo que ahí está el secreto de los libros: las coincidencias, la magia, el azar, la posibilidad de que todo ocurra. 

Intento definir qué significan los libros para mí y automáticamente pienso en Borges y en El Aleph, y en la siguiente oración: “Aclaró que un Aleph es uno de los puntos del espacio que contienen todos los puntos”. Para mí, un libro es un conjunto de hojas unidas y sostenidas por un estante en algún rincón del espacio, que contiene todos los conjuntos de hojas unidas y sostenidas en otros estantes. 

Cada libro son todos los libros. 

Cada libro es un universo que respira dormido hasta que lo abrimos y ruge todas sus historias. Por eso mismo cada libro es una experiencia distinta y cada lector atraviesa la lectura a su manera. 

10 libros que debes leer antes de los 30

Un libro es un trabajo

Para Flavia Calise, poeta, “un libro es trabajo. Pensar un concepto y desarrollarlo a través del tiempo. Dedicarse a que lo que queremos enunciar a través de él esté lo más presente posible en cómo lo hacemos. Eso a la hora de escribirlo”. Pero, como lectora, tiene otra definición: “creo que nos puede acompañar en momentos donde todo lo demás se desdibuja”.

Un libro es un viaje

Cuando le pregunto a Delfina G. Migueltorena, librera,  alias @cronicasdesal, una de las mejores reseñadoras de libros en  Instagram, me da su definición de lo que es un libro para ella de la mejor manera: a través de una historia. “Cuando mi primo estaba en el último año del jardín, me preguntó por qué me pasaba toda la tarde leyendo una torre de hojas entre dos tapas. Me reí porque pensé que se acercaba mucho a la definición, siempre injusta, que ofrece el diccionario del libro y que al verdadero significado no podían acceder ni la enciclopedia, ni mi primito —que todavía no sabía leer— porque son esas cosas que solo se descifran una vez que están en tus manos. Sin embargo, hay algo que sí sé del libro, y es que es un viaje. Un viaje que te exige estar despierto y activo, que —siempre y cuando sea bueno— encierra nuestras certezas entre signos de pregunta. Si leer es cuestionar, asumo que un libro es el viaje a la pregunta, y a veces, por qué no, también a la respuesta”.

Un libro es muchas cosas

Por último, le consulto a Milagros Garcia, creativa publicitaria y autora de Pantano, un newsletter hermoso que sale todos los miércoles.  “Para mí un libro es muchas cosas, es una distracción, un viaje, un entretenimiento. Últimamente (en la vida que se volvió más virtual que nunca) me gusta pensarlo como una forma de cortar con las pantallas. Y si leo algo que me atrapa, siento que me aíslo de lo que pasa a mi alrededor y me meto en un lugar nuevo. Esa sensación es tan adictiva que por eso sigo buscando nuevas cosas para leer cuando termino”.

Y, para vos, ¿qué es un libro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *